¿Cómo cuidar nuestra ropa de trabajo?

Para lavar bien la ropa, lo principal es que mirar las etiquetas que llevan las prendas. Allí se nos indicará si se debe lavar con agua fría o caliente, si se puede planchar, etc. Debemos también poner la cantidad justa de suavizante y, siempre que sea posible, dejar secar al sol.

La mayoría de las camisas y ambos requieren planchado para evitar las arrugas que puedan crearse a causa del lavado. Uno de los trucos que más funcionan es que, una vez saques la prenda de la lavadora, la tiendas lo más rápido y lo más recto posible al sol.

También debemos procurar que el armario esté bien ventilado. Existen métodos naturales para evitar el olor a cerrado, como poner una pastilla de jabón dentro o una flor.

Seguí nuestros consejos semana a semana para mejorar la durabilidad de tus prendas Dos Cumbres.